Algunos puntos finos en el arte de hablar en público

Autor: José Manuel Guzmán Godos
122 consultas

1.- Para entregar cualquier mensaje cuando hablamos en público, sólo bastan tres minutos. No use más. Recuerde su canción favorita. En tres minutos le entrega UN MENSAJE COMPLETO.

2.- Nunca se dé el lujo de presentarse a hablar a ninguna reunión o junta o evento, sin previa preparación. Para hablar sus tres minutos, prepárese como si tuviera que hablar media hora. Vaya siempre sobrado de información a donde se presente.

3.- Si Ud. habla en público, debe responsabilizarse de manejar sus tiempos y ajustarse a ellos. Si lo invitan a dirigir unas palabras, no más de tres minutos. Si le asignan, 10, 15, o 20 ajuste su discurso a ese tiempo.

4.- Al estar al frente, no se disculpe ni pida perdón aunque se equivoque. Si olvida algo, haga una pausa, rectifique su error sobre la marcha sin darle tanta importancia o hacerlo evidente y continúe. Ud. sabe su argumento; el público, No. Por tanto el punto es que exista dominio emocional e intelectual para que no desmerezca su presentación.

5.- Durante su presentación, por muy seria o técnica que sea, incluya un toque de buen humor, un chiste breve, un chascarrillo, un comentario jocoso o pícaro le pondrá la sal y pimienta a cualquier presentación. No hay que tomarse demasiado en serio, las ponencias necesitan un toque humano para que puedan ser disfrutadas y recordadas.

6.- Al lugar a dónde nos presentemos, hay que ir vestidos parecido a como se viste el público al que nos dirigimos, a menos que el protocolo nos indique otra cosa. ( Plan ejecutivo, muy formal o de etiqueta )

7.- Nunca dé las gracias al terminar su exposición. Es el público el que tiene que dar las gracias por lo que Ud. preparó y entregó. Hay 14 maneras efectivas de finalizar un discurso o presentación y GRACIAS no es una buena opción.

8.- Cuando se encuentre con un público que no pone atención, puede hacer dos cosas: Quedarse callado y mirar fijamente a los que interrumpen, o elevar la voz y hacer una pregunta directa a la persona o personas que interfieren. El orador tiene el control.

9.- Vivimos una época de Alta Tecnología, acostúmbrese a la cámara y al micrófono, no les tema, son grandes aliados de su imagen y de su comunicación.

1O.- Enamórese de su voz, aunque la tenga de pato... ya ve que famosa es la de Donald o la de Cepillin o la de Chabelo. La voz humana puede y debe ser cultivada. Grábese, púlase, perfecciónese y disfrute de la maravilla de poseer voz y el Don del habla y todas sus posibilidades.

Si Ud. es novel o avezado en el ARTE DE HABLAR EN PÚBLICO, sin duda encontrará útiles estas sugerencias.

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México