Comunicación Directa

Autor: José Manuel Guzmán Godos
125 consultas

Dice una enseñanza espiritual: ¿Cómo pueden dos personas caminar juntas en la calle si antes no se han puesto de acuerdo?  La pregunta parece simple, pero entraña mucha profundidad y aplicabilidad en la vida real, en las relaciones humanas y sobre lo que nos ocupa aquí, que es el mundo de los negocios.

Haga un análisis concienzudo y honesto: ¿ Le es fácil o complicado estar o ponerse de acuerdo con los demás ? ¿ En su comunicación diaria con las personas que interactúa, existe armonía ?
Un experto en conducta humana en los negocios, mi dilecto Napoleón Hill, tiene una frase significativa que ilustra un principio deseable en los negocios; La armonía de grupo y la sinergia.  La frase dice: "Dondequiera que dos personas o más, se reúnen con una meta principal definida en un perfecto espíritu de armonía, ahí se forma una mente maestra" 
La armonía de grupo es la resultante de las buenas actitudes que ya analizamos. La sinergia, o mente maestra, es la unión de las mentes tomando lo mejor de todas y creando una mente superior que favorece la dinámica del grupo que la generó.

En la interacción de los grupos, entran en juego el pensamiento, la actitud y la palabra. Para comunicarse directamente, usted tiene que desearlo.

Si un miembro del equipo es tímido, introvertido, o no ha tenido oportunidad de desarrollar competencias y habilidades para comunicarse mas allá de lo superficial y lo cotidiano, si no ha desarrollado su inteligencia intra e interpersonal, entonces la comunicación directa es nula o extremadamente limitada y confusa.

Analicemos las siguientes situaciones:

  • Los colaboradores tienen temor por las figuras de autoridad.
  • Se paralizan ante la crítica o la oposición.
  • Les cuesta trabajo argumentar y defender sus puntos de vista.
  • No le conceden valor a su palabra o a lo que hacen o al producto que venden.
  • No son concentrados y no están enfocados en el trabajo, sino en sus asuntos personales.
  • No están ejerciendo un trabajo que les apasione y les haga sentir felices.
  • No conocen o no entienden los procesos y procedimientos de la dinámica de su empresa.
  • No sienten compromiso por los asuntos de su empresa mas allá de la que le asignen.
  • No saben escuchar y no saben seguir instrucciones o sus líderes no saben comunicar con precisión lo que desean que se haga.
  • Les da pena tratar asuntos complicados o no tienen los argumentos para resolver problemas y proveer soluciones, etc., etc., etc.

La mejor manera de favorecer la comunicación directa, armoniosa y efectiva en las organizaciones, es en primer lugar, desearlo; en seguida, comprometerse a desarrollar protocolos de una cultura organizacional conveniente y no salirse de ese esquema... Para favorecer un sentido de identidad y pertenencia por medio del lenguaje;  aprenderse frases hechas de contenidos poderosos y prácticos o en su defecto generarlas; fomentar el habito de las juntas de trabajo cotidianas, de las charlas motivacionales, de reprender y retroalimentar en privado y reconocer en público; tener el valor de tratar directamente el problema con quien se genero y no manejarlo a nivel de chisme. Aprender a ser oportuno y asertivo. Aplicar las técnicas de escucha activa, y estar siempre abierto al dialogo en cualquier nivel, tanto con los clientes internos como con los clientes externos.

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México