Desarrollo de la personalidad

Autor: José Manuel Guzmán Godos
227 consultas

¿ Cómo te defines ? ¿ cuál es tu personalidad ? Todos podemos reconocer algunos rasgos de nuestra personalidad, tanto negativos, como positivos. Sin embargo sería muy difícil enunciar las aproximadamente 5000 características que se han descubierto poseemos y que componen nuestra personalidad. Esa combinación de componentes, nos hace únicos.

La personalidad se comienza a formar desde la concepción. Se asienta en nuestro cerebro y se sigue desarrollando toda nuestra vida. La combinación de la herencia genética de los padres es determinante para la formación de nuestra personalidad.

¿ Eres extrovertido o introvertido ?

Si eres introvertido, serás callado, platicaras poco, no tendrás muchos amigos y preferirás no estar entre mucha gente, te costara trabajo relacionarte y preferirás actividades en solitario. Serás poco sociable. Se te tomara por ser muy serio.

Si eres extrovertido, platicaras mucho, serás sonriente, te sentirás cómodo con la gente y no tendrás problemas para relacionarte y hacer amigos, serás muy sociable y te vendrá bien la fiesta y la vida social.

Esto será a causa de tu herencia genética en parte y en mayor medida por tu entorno y las experiencias que vivas en tus años formativos.

Si tus padres te trataron con algo de frialdad, si no tuviste opciones, si no te educaron con libertad, si no te dejaban tener amigos, si creciste a regaños y obligaciones, si jugaste poco, si no te escuchaban y te hacían callar, o fuiste golpeado cuando eras niño o a un adolescente... serás introvertido y tímido.

Si te trataron con afecto y te dieron seguridad y libertad de elección, si tuviste amigos y jugaste mucho, si te corregían con afecto y firmeza, si te ponían limites y te dejaban decidir, entonces serás extrovertido. Esas son las experiencias que van desarrollando tu personalidad...m aquí mencione solo dos rasgos, recuerda que son aproximadamente 5000. ( Dato proporcionado por el catedrático británico Robert Winston de la universidad London Metropolitan )

En el cerebro, las neuronas forman ramificaciones que se interconectan. Ahí se guarda la información y se renueva en la medida que vamos experimentando cosas nuevas. Por eso es que la personalidad es cambiante. Varia en la medida que acumulamos experiencias buenas o malas. Esa es una extraordinaria noticia porque tenemos la capacidad de moldear nuestra personalidad en la medida que se nos antoje!!! Por ejemplo: si eres introvertido y no te gusta y te causa incomodidad, puedes adquirir las experiencias que te harán extrovertido... o como quieras ser !!!

Los rasgos de personalidad se forman en base a conductas repetidas. Hasta que se arraigan y ya no nos abandonan mas. Esto es que se forman como hábitos !!! , es decir, al inicio de nuestra vida, de manera inconsciente y en la medida en que nos damos cuenta, podemos gobernar y decidir sobre el tipo de hábitos que querramos tener en base a la autosugestión y a la constancia. ( el cerebro adulto tarda entre 21 y 30 días de conducta original repetida para que un nuevo habito se forme y enriquezca , o empeore la personalidad )

De modo que este descubrimiento nos permite tomar decisiones respecto a cómo somos y como queremos ser. Este conocimiento aplicado nos hará repetir lo que nuestro magnifico poeta Amado Nervo escribió en su poema "En Paz": "porque descubrí al final de mi rudo camino, que yo fui el arquitecto de mi propio destino".

Cuando conscientemente modificamos un comportamiento, estamos estimulando los lóbulos frontales del cerebro. En los niños, no hay función desarrollada de estos lóbulos, por eso son impulsivos y llegan a producir terribles berrinches y falta de control. En la adolescencia están parcialmente influenciados, pero no estimulados en su totalidad, por esa razón los adolescentes son tan cambiantes en sus conductas y un tanto rebeldes y desadaptados. No es sino hasta que se trabaja un plan especifico, definitivo y constante que se estimulan los lóbulos frontales, que se establecen las interconexiones adecuadas y se establece el nuevo hábito cambiando así los comportamientos indeseables y sustituyéndolos por hábitos de conductas deseables y convenientes.

Y tu, mi buen lector... ¿ que hábitos quieres cambiar para mejorar tu vida ? Nuestra sociedad padece ahora los terribles efectos de hábitos nefastos, que prevalecerán si no hacemos nada... no hace falta listar aquí lo que nos producen los malos hábitos, tanto de las demás personas como los nuestros...

Para estimular tu imaginación te hare una sugerencia que se maneja en las terapias de cambio de hábitos;

Haz una lista de los hábitos que no te agradan de tu personalidad. A la derecha contrástalo con el habito que deseas adquirir.

Por ejemplo:
Veo mucha tv……………………………. solo veré 1 hora diaria
Chateo mucho…………………………… solo chateare 30 minutos diarios
Me cuesta trabajo levantarme temprano……en cuanto suene el despertador, me levantare y me daré un premio por ello.

Me da flojera leer………………leeré 10 minutos diarios a partir de hoy, etc.

Escoge uno y trabájalo un mes seguido... si eres constante, lo habrás sustituido por un habito deseable y estarás en camino de manejar lo que creías imposible; en cuanto hayas cambiado el primero, sigue con el segundo y así sucesivamente.... Ad infinitum. ( hasta el infinito ) te aseguro que te sentirás orgulloso de ti mismo y te harás dueño de una realidad que te hará disfrutar de la personalidad que sea de tu agrado.

Te comparto una frase breve de un genio de la conducta humana que ha influenciado a varias generaciones con sus estudios de la personalidad y el comportamiento: el psicólogo humanista Ralph Waldo Emerson que resume los componentes de lo mencionado anteriormente:

"Siembra un pensamiento y cosecharas una acción; siembra una acción y cosecharas un habito; siembra un habito y cosecharas un carácter; siembra un carácter, y cosecharas un destino”.

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México