La Herencia del Maestro

Autor: José Manuel Guzmán Godos
135 consultas

Un viejo maestro estaba en su lecho de muerte. Uno de sus discípulos comprendió que debería aprovechar las últimas horas de su mentor, así que pasó hasta los aposentos en donde el sabio se encontraba.

“Maestro”- le dijo - “¿sé que pronto partirás; qué legado de sabiduría me dejarás para que tu sabiduría no desaparezca contigo?”

El maestro se incorporó pesadamente… con dificultad le indicó a su discípulo que se acercara, abrió su boca y le dijo a su alumno: “mira adentro de mi boca”

El discípulo se extrañó de la petición de su maestro, pero le obedeció. “¿Cuántos dientes me quedan?” - preguntó el viejo maestro.

- “Ninguno” contestó el discípulo… “no veo ningún diente en tu boca… todos se te han caído”

El viejo entonces movió la lengua por toda su boca tan rápido como pudo, y después dijo: “¿Por qué crees que ya no tengo dientes y conservo mi lengua?”

- “No lo sé”, contestó el discípulo.

- “Los dientes, aunque son duros, se quebraron y no prevalecieron, precisamente por eso; porque son duros; en cambio, la lengua es flexible; es lo mismo con los seres humanos, para que triunfes en la vida y vivas muchos años, necesitas ser flexible y no te quebrarás. Ese es mi legado… llévalo contigo el resto de tu vida y transmítelo.

Saludos cordiales.

11/Agosto/2015

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México