Finanzas Sanas

Autor: José Manuel Guzmán Godos
141 consultas

Como todos lo percibimos, la economía no mejora en términos generales aunque pueden mejorar en el ámbito personal. En esta ocasión comparto los principios básicos que parecen en un sensacional libro novelado que se intitula “EL HOMBRE MÁS RICO DE BABILONIA” cuyo autor es George S. Clason.

En un país como el nuestro, tercermundista y sin entrenamiento financiero, seguiremos condenados a la escasez en un entorno abundante.

Espero que la práctica de estos principios les lleven a la libertad financiera y que se decidan a leer toda la obra. Es de muy fácil lectura y extremadamente útil.

Aparte de aprender que la tan odiada Babilonia por la Iglesia le sirve de inspiración a la misma, ya que las leyes que ahí aparecen han servido para que el Vaticano amase la fortuna que tiene al ser el Estado MÁS RICO DEL MUNDO.

Los babilonios inventaron LA BANCA, EL CHEQUE, LA LETRA DE CAMBIO, LAS CASAS DE PRESTAMO Y EL DESARROLLO DE LAS FINANZAS SANAS.

No está por demás asomarse a tal antigua civilización y aprender de sus sabios principios para empezar a sanar las finanzas personales. He aquí el extracto:

Arkad, el hombre más rico de Babilonia, es convocado ante el rey, quién le solicita que enseñe a otras personas el secreto para alcanzar la prosperidad que él ha alcanzado. El sabio hombre de negocios empieza sus enseñanzas presentando a sus aprendices una serie de “Siete remedios para un bolsillo lleno”. Si se ponen en práctica, estos siete sencillos y poderosos consejos le permitirán a cualquier hombre caminar con un bolsillo lleno de riqueza.

Estas son los siete consejos de Arkad:

  1. COMIENZA A ENGORDAR TU BOLSA: Una parte de lo que ganas, es tuya. La verdad es siempre sencilla: Ahorra siempre el 10% de tus ingresos. El ahorro no es algo tan difícil de lograr si se tiene la disciplina necesaria. El ahorro es el inicio de la riqueza.
  2. CONTROLA TUS GASTOS: ¿Se ha dado cuenta que la gente mientras más gana, más gasta? No podrás ahorrar si no controlas tus gastos y lo que cada uno de nosotros llama nuestros “gastos necesarios” crecerá siempre en proporción a nuestros ingresos, a menos que protestemos lo contrario.
  3. HAZ QUE TU ORO SE MULTIPLIQUE: El oro en una bolsa es agradable de poseer y satisface a un alma miserable, pero no gana nada. Cada moneda que hayas ahorrado (1 de cada 10 que ganes) es un esclavo que trabaja para ti. Estos esclavos trabajan para ti por medio de inversiones. Los frutos de estas inversiones son los hijos de tus esclavos… ¡conviértelos también en esclavos! Pronto tendrás un ejército de esclavos generándote ingresos. La pregunta es: ¿Cómo podemos poner a trabajar nuestro oro?
  4. PROTEGE TUS TESOROS DE POSIBLES PÉRDIDAS: En la medida de lo posible trata de asegurar tu patrimonio. Al infortunio le gustan las señales relucientes. El oro en la bolsa de un hombre se debe guardar con firmeza, o se perderá. El primer solido principio de inversión es la seguridad para tu capital. En una inversión no se deben correr riesgos libres, sino riesgos calculados.
  5. HAZ DE TU MORADA UNA INVERSIÓN PROVECHOSA: Trae contento el corazón de un hombre comer los higos de sus propios árboles, y las uvas de sus propias viñas. Poseer su propia casa y tenerla como un lugar que él está orgulloso de cuidar, le da confianza a su corazón y mayores esfuerzos detrás de todos sus empeños. Por lo tanto, recomiendo que cada hombre posea el techo que cobija a él y a los suyos.
  6. ASEGURA UN INGRESO FUTURO: La vida de un hombre avanza desde su niñez hasta su vejez. Éste es el camino de la vida y ningún hombre puede desviarse de él a menos que los dioses lo llamen prematuramente al mundo del más allá. Por lo tanto, yo digo que le corresponde a un hombre hacer preparativos para un apropiado ingreso en los días que se avecinan, cuando él ya no sea joven, y hacer preparativos para su familia para cuando él ya no esté con ellos para confortarlos y sostenerlos.
  7. AUMENTA TU HABILIDAD PARA GANAR DINERO: Invierte en educación y desarrolla tus habilidades. Busca oportunidades para obtener varias fuentes de ingresos y recuerda lo siguiente: Un logro debe ser precedido por un deseo. Todo deseo debe ser fuerte y definido. Los deseos generales son débiles anhelos. Para un hombre el deseo de ser rico es un pequeño propósito si no cuenta con un plan definido.

Con el sincero deseo de que sus finanzas sean saneadas.

Saludos cordiales.

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México