Por Amor Al Arte

Autor: José Manuel Guzmán Godos
139 consultas

Es una frase muy interesante que se refiere a la actitud que tienen algunas personas para dedicarse a alguna actividad, (La que sea) y a pesar de entregar un trabajo bien hecho, están dispuestas a cobrar muy barato, o incluso a no cobrar con tal de realizar dicha actividad.

Por otra parte también se refiere a que en el campo de las Artes, tanto su ejercicio como su ejecución, el practicante sufre mucho para costearse sus estudios, invertir en su obra y finalmente, venderla a buen precio.

Sí el arte es muy sufrido para ver a la luz una creación, pero ser participante o protagonista de alguna obra artística, no tiene precio literalmente por lo que representa emocionalmente y en valor estático y/o artístico, lo sabe quien tiene la oportunidad de decir poesía, “echarse un palomazo” o hacer dibujo o pintura aunque nunca realice una exposición y ande regalando sus obras.

Parece que en algunas ocasiones, el buen dinero y el arte no se llevan, o no como quisiéramos… ahí tienen las artesanías indígenas, platos, jarrones bellamente dibujados y que se los pagan al artista a muy bajo precio.

O las obras poéticas que aparecen en las librerías, pero que son retiradas y arrumbadas porque no se venden… o de los cuadros que tardan muchísimo en ser expuestos y vendidos.

Se habla de que la vida del artista es sufrida y pobre, Vincent Van Gogh, a pesar de su talento, nunca vendió un cuadro suyo, muchos cantantes de ópera y también populares, no alcanzan a vender sus obras.

Si salimos a las calles a algún parque como en Coyoacán o en el ´Zócalo, encontraremos verdaderos artistas que tienen que “botear” para poder subsistir.

Hay cientos de estudiantes de ballet, de flamenco, o aún de baile folklórico que sufren para poder comprarse sus vestimentas o sus vestidos para presentaciones y tendrán que ver como le hacen ya que, no hay presupuestos del gobierno, o de las familias para costearlo.

Ante tales dificultades, muchos talentosos artistas renuncian a sus sueños o con verdaderos sacrificios medio llevan a cabo lo que saben hacer.

El artista es temperamental, o bien se entrega apasionadamente a su obra o la ejecuta a ratos o a lapsos siempre con la angustia de pensar su obra moribunda en su mente o en sus manos… y ciertamente su alma sufre porque el Arte es un asunto del alma.

El Arte sublima al ser humano… una definición de Arte es: ”actividad que el hombre recrea con una finalidad estética, un aspecto de la realidad o un sentimiento, en formas bellas, valiéndose de la materia, la imagen o el sonido”

La palabra arte, proviene del Latín ars, “conjunto de preceptos y reglas necesarias para hacer bien una cosa”

De la palabra arte, proviene artista y artesano.

Desde tiempos primitivos el hombre buscó plasmar su sentimiento y su forma de vida por medio de pinturas rupestres. Por todo el orbe hay vestigios de esculturas de barro, cerámica, utensilios de cocina rústicos en un principio y posteriormente finamente tallados o decorados, lo que es un preciso indicativo de los que fueron evolucionando en sentido artístico y estético los habitantes de civilizaciones antiguas.

Por expresiones artísticas se tiene todo aquello que muestre un sentido estético, bello y que inspire una sensibilidad interna.

El arte es muy abstracto, hay quien está de acuerdo en una expresión y no en otra, hay quien considera arte lo que otra persona ni en sueños.

Me referirá aquí a los campos en donde se puede plasmar, manifestar y admirar el arte, tal vez deje de mencionar algunas, pero estoy seguro que mis lectores podrán completar la lista… mencionaré los más significativos:

Música, literatura, pintura, escultura, poesía, canto, bel canto, danza, dibujo, arquitectura, cerámica, malabares, cine, fotografía, decoración, alta cocina, moda, fotografía, publicidad, e incluso videojuegos, origami...

Hay, por supuesto, otras expresiones humanas consideradas como arte que seguramente discutirán con sus amigos.

Por lo que respecta a la educación, es una pena que la educación oficial no tome tan en serio las expresiones artísticas como toma las matemáticas, dicho sea de paso, el arte, debería ser la base de la educación ya que toca el alma y no solo el intelecto como lo hacen las otras materias escolares.

Por otra parte, los artistas deben valorar mejor su trabajo y venderlo a lo que vale, es decir, valorarlo y no andarlo regalando o malbaratando por ahí, el talento vale y hay que comenzar a debilitar la frase de ”por amor al arte”

Si a alguien que sepa de esto le cobras lo que vale, lo pagará, precisamente porque sabe lo que vale, si no te lo paga, ya habrá quien sí… no malbarates el arte que tienes.

Saludos Cordiales.

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México