Mi Princesa

Autor: Casimiro Antonio Ramírez Solis
122 consultas

Hija del gran Guerrero,
Bendigo la mano poderosa
Que te dio figura.

Representas la belleza y la hermosura de tu Creador.
Su obra en tu cuerpo y tu ser
Te dio el buen parecer,
De tu cuerpo los contornos
Son los montes que te rodean como adornos,
Tu frente, como un alto monte,
Sobre  tus hombros tú larga cabellera
Que cae como cascada en la ladera,
Tus mejillas coloradas
Dos cachos de granadas.

Tu nariz tan fina Como pequeña colina,
Tus labios rojos Como uvas al sarmiento
De ellos estoy sediento,
Tus ojos dos piedras encendidas,
En ti veo el nopal el maguey y la tuna,
Tus grandes cejas como media luna.

¡Cómo me encantan tus pestañas!
Me atrapan como telarañas,
Tus orejas, de oro dos madejas,
Tu cuello como grande torre
Difícil de escalar,
Tu  pecho como grande escudo,
Cubriendo tu corazón desnudo,

Tu cintura, el corte perfecto
De tu cuerpo que es una hermosura,
Tu ombligo, como cráter de  volcán encendido,
Tus brazos delicados y finos, dos alcatraces
Que destilan caricias hasta el delirio.

Tus piernas bien formadas corren al amor,  eres tan veloz
Que en tu hermosura miro a Dios

¡Ah!  Pero ¿Cómo podría olvidar tu corazón? 
¡Si el despierta mi pasión!
Hija del gran Guerrero,
Tu corazón tan generoso,
 ¡Siempre me llena de gozo!
Estas llena de amor,
Muchas te envidian y quieren acabarte,
Pero no temas ¡Porque yo voy a  cuidarte!

Porque aunque peleen contra ti,
Tú eres causa de mis emociones,
En amor, paz y belleza, no te puede Ganar
¡Ninguna de las naciones!
Cosas que veo en ti hija del gran Guerrero:
Mi fe, en el verdor del nopal,
¡Como tú no hay otra igual!
Tu pureza la miro en el maguey,
¡En la blancura de su miel.
El rojo de la tuna tapona,
Representa la sangre que da la vida,
El que la derramo por ti ¡Merece la corona!

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México