Los Celos, Atrocidades y Posibles formas de Manejarse

Autor: José Manuel Guzmán Godos
117 consultas

Dos de las obras cumbres de la Literatura Universal tienen su origen en los celos y en todo lo que de ellos se desencadena, que hasta donde se observa, son el dolor, el sufrimiento, la ofensa, la humillación, las desaveniencias, la rupturas, la ira, el odio, el miedo, el maltrato, la violencia e incluso el asesinato. Estas obras son “LOS CUENTOS DE LAS MIL Y UNA NOCHES” y “OTELO” De Shakespeare.

En la primera obra, que proviene de Irak, se cuenta que el sultán Shariar, se casó muy enamorado, su esposa le fue infiel, al parecer con un esclavo negro… al comprobarlo, la decapita al igual que a todas las mujeres de la corte. Queda convencido de que todas las mujeres son infieles. Está tan adolorido, que da la orden a su Visir de que le consiga una esposa cada día para tenerla por la noche y ejecutarla al amanecer. ¡Aquello se vuelve terrorífico! El pavor cunde por todo el reino… basta una orden del sultán para saber que cualquier joven mujer pueda ser desposada y ejecutada a la mañana siguiente. Es la propia hija del visir, Scherezada, quien se ofrece para ser la esposa del Sultán Y APARENTEMENTE sacrificarse, pero lleva un plan muy inteligente: contarle cuentos interesantes al Sultán y dejarlo interesado para concluir la mañana siguiente no sin antes haber engarzado una nueva historia tan interesante como la primera. Así, completa MIL Y UNA NOCHES llegando a convencer su marido de que no aplique más la pena de muerte.

En la segunda obra, Otelo, un Moro que tiene un alto cargo político, se enamora de una Bella Mujer y la desposa… por intrigas políticas, un instigador de nombre Yago, le mete la duda a Otelo, quien comienza a sospechar de la infidelidad de su mujer, sin ser cierto, el infierno de los celos, comienza a apoderarse de él. Al seguir recibiendo intrigas de Yago, y sin ponerse a investigar, Otelo humilla a su mujer y la acusa de infiel y Desdémona no sabe que está ocurriendo y padece ofensas y reclamos que no le corresponden. En lo más intenso de su rabia y ceguera emocional, la estrangula y ya media muerta, la apuñala y posteriormente… se apuñala el mismo y muere sobre ella.

En estos dos breves relatos, se enmarcan las terribles consecuencias de dejarse llevar por los celos.

¿Qué son exactamente los celos?

De acuerdo al Dr. Malher, experto en inteligencia emocional, son una combinación de dos potentes emociones: el miedo y la ira. Se dispara la ira porque creemos que nos tratan de manera injusta y el miedo de perder a la persona amada.

Lo expresan muy bien algunas canciones famosas por ejemplo:

cuando vayas conmigo no mires a nadie, que alborotas los celos que traigo del aire” José José

“Para que sepan todos, a quién tu perteneces, con sangre de mis venas, te marcaré la frente, para que te respeten aún con la mirada, para que sepan que tú eres mi propiedad privada.” Javier Solís

“Tengo celos, de la mano que saludas, de la gente que murmura, de la calle, de tus sueños”. Napoleón

El primer gran error que se comete es el de pensar que la otra persona nos pertenece… no hay tal, nadie nos pertenece, al pensar que alguien nos pertenece, en automático le “cosificamos” es decir, le consideramos como una COSA… si bien hay una atracción y un concepto de compañía, No hay título de propiedad. (Ni aún casados)

De modo que lo primero que hay que hacer, es considerar que el ser amado es una persona con consciencia propia, identidad propia, pensamientos propios y sentimientos propios.

El segundo error es pensar que si no te celan, no te quieren… puede parecer romántico, pero créemelo, no lo es: el estar siendo sometido a un interrogatorio como si estuvieras delante de los agentes de la Gestapo, todos los días mientras dure la relación, que te persigan, te investiguen, te olisqueen, te esculquen tus cosas, te acusen de algo que tú ni idea, te prohíban ver amigos, ir a ciertos lugares, te chequen tus mensajes, te asalten tu face… está canalla.

Se piensa que los celos son producto de la codependencia y hay mucho de cierto en esto… la codependencia se define ni más ni menos que como: carente de identidad propia.

Quien carece de identidad propia se cuelga de quien sea para SER Y VALER.

Otras canciones sabias y populares que lo expresan:

“Si no te hubieras ido sería tan feliz…” Marco Antonio Solís

“Es que no sirvo para estar sin ti…” Rocio Dúrcal

“Porque mi mundo se acababa, que sin ti no valgo nada…” Miguel Gallardo

“¿Por qué me arrastro a tus pies, por qué me doy tanto a ti… y por qué no pido nunca, nada a cambio para mí…?” Roberto Carlos

¿Cuáles deberían ser las expresiones de una persona que es dueña de sí misma?

  • “Si estás, o no estás, yo soy feliz”
  • “Yo puedo vivir por mis propios medios, esté o no esté acompañado”
  • Mi mundo, yo lo construyo, valgo mucho sin ti, y contigo… valgo más.
  • Me mantengo erguido orgulloso y valorado en toda situación, me doy lo que debo darme y recibo lo que me corresponde y de lo que soy digno de recibir.

Los celos son multifactoriales… otro factor es la baja Auto-estima de las personas celosas… lamentablemente, muchas personas, en su desarrollo infantil y juvenil, no reciben suficiente amor, comprensión y compañía y la exigen y demandan en sus futuras relaciones. De manera que, quien se sienta celoso, bien haría en comenzar a valorarse… puede desarrollar habilidades, sociales, académicas, artísticas, financieras, hobbies interesantes charla amena… etc.

El celoso necesita desde ya, conseguirse una vida propia y vivirla y dejar al otro que viva la suya… si no puede controlar su propia vida ¿cómo puede siquiera pensar en controlar la de su pareja?

Por último y aunque no es todo, los celosos deberían memorizar este excelente poema de Jorge Bucay que aparece en su obra Cartas para Alicia y que dice:

YO SOY YO Y TÚ ERES TÚ

“Yo soy yo y tú eres tú
Yo no estoy en este mundo para cumplir tus expectativas y,
Tú no estás en este mundo para cumplir las mías.
Tú eres tú y yo soy yo.
Si en algún momento o en algún punto nos encontramos,
y coincidimos, es hermoso.
Si no, pocas cosas tenemos que hacer juntos.
Tu eres tú y yo soy yo” 

NOTA: En realidad, el nombre de este escrito es Oración Gestáltica y su autor original es Fritz Perls… Se le atribuye libremente al Dr. Jorge Bucay, quien lo hace público en el libro antes mencionado. El Dr. Bucay es un consumado recolector de cuentos, historias, fábulas y poemas de todo el mundo que incluye en sus trabajos y que comparte para la comprensión de las emociones humanas y el manejo de conflictos. Les recomendamos aquí sus obras “Demián” y “Recuentos para Demián.

Saludos cordiales.

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México