El Decálogo del Cuenta Cuentos

Autor: José Manuel Guzmán Godos
119 consultas

Es la cuenta-cuentos Beatriz Montero oriunda de España quien elabora un decálogo que a continuación compartiré y que nos hace recordar esos bellos tiempos de niñez en los que un buen abuelo o abuela nos contaba un cuento o lo escuchábamos del tío, la tía o la hermana mayor… ¿Recuerdan?

Ahora, mientras somos adultos y padres necesitamos rescatar esa linda tradición y convertirnos en los hábiles y divertidos cuenta-cuentos que las nuevas generaciones están reclamando… o qué, ¿jamás disfrutaste de un cuento bien contado? Pues ahora te toca.

Aquí te dejamos este decálogo para que te prepares a ser un excelente cuenta-cuentos.

  1. Créete el mejor cuenta-cuentos del mundo.
  2. Piensa en algo que hagas muy bien, recuerda como llegaste a esa maestría de ejecución, practica mucho, apréndete unos tres cuentos y cuéntalos a cuanto niño puedas. La práctica hace al Maestro.

  3. Lee y lee mucho.
  4. No es necesario que memorices todos los cuentos que cuentes. Los puedes leer a tus oyentes. Eso sí, hay que leerlos bien… sin titubeos y enfatizar mucho en las emociones de los personajes. Por supuesto, hay que leer mucho, para tener siempre algo que decir y algo que narrar.

  5. El ridículo no existe.
  6. Los cómicos se ríen de sí mismos y ganan mucho dinero contando chistes, que al final de cuentas, son cuentos cómicos. No nos tomemos demasiado en serio. El ridículo es una construcción social. Para contar cuentos hay que tener sentido del humor.

  7. Disfruta el cuento.
  8. Permite que tus sentimientos se manifiesten mientras cuentas el cuento; si sientes ganas de llorar, llora; si sientes ganas de reír, ríe.

  9. Habla con el cuerpo.
  10. Como decimos en nuestro país: platica de bulto, gesticula, brinca, dale movimiento a tu narración. Mira a tus oyentes a los ojos.

  11. Utiliza un lenguaje sencillo y coloquial.
  12. La mejor manera de contar cuentos exitosa y efectivamente es utilizando el lenguaje cotidiano que todos podemos entender.

  13. No lo digas, muéstralo.
  14. Aquí lo que se requiere es que no nada más nombres a tus personajes y los lugares, sino que los describas. Aprende muchos adjetivos para que descríbas vívidamente tus personajes y los lugares en donde se mueven.

  15. Mastica las palabras.
  16. Significa pronunciar las palabras correctamente, hacer pausas, no acelerarse en la narración.

  17. Si un cuento no te gusta, no lo cuentes.
  18. No importa quién sea el autor. No cometes ninguna irreverencia. Escoge cuentos que te gusten para que puedas imprimirles el gusto y la emoción.

  19. Miente siempre.
  20. Exagera en los cuentos. La vida cotidiana es muy aburrida cuando solo se repite lo cotidiano. Los cuentos tienen la magia de la imaginación; y en la magia y la imaginación, está el espíritu de los cuentos.

Me enteré recientemente que existe el Derecho de los niños a que se les cuenten cuentos. Por tanto, estoy en posición de solicitar a mis lectores a que compren un libro de cuentos y desde hoy arrullen a sus hijos o los duerman con un cuento. AUNQUE SEA ENTRE COMERCIALES, AUNQUE SEA EN LOS MEDIOS TIEMPOS.

Que no sea solamente que vivamos de los cuentos de los políticos o de los cuentos “chinos” que escuchamos o inventamos por ahí.

Saludos Cordiales.

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México