Escándalo en la Presidencia

Autor: José Manuel Guzmán Godos
134 consultas

Se ha descubierto que el presidente sostiene un romance clandestino con una actriz y que esta relación ya lleva algún tiempo. Al enterarse, la primera dama sufrió una crisis nerviosa y tuvo que ser hospitalizada. Esto obviamente desencadenó un escándalo en la sociedad y una nube de periodistas se presentaron en la sede presidencial para exigir al mandatario una explicación. Él con aplomo respondió a los cuestionamientos con un diplomático: “Ese tipo de asuntos compete a la vida privada de las personas, y ahí se va a quedar”

Obviamente, estamos hablando del caso del presidente de Francia François Hollande y su amiga, la actriz Julie Gayet.

Lo que es notable es que aun siendo Francia un país de primer mundo, este tipo de sucesos siga causando tanto impacto cuando algún personaje de la élite comete un desliz… trastoca varios puntos delicados de la popularidad de la autoridad política que se trate y tambalea las estructuras en el poder de la administración que sea, ya que, está en juego la honorabilidad no sólo del hombre, sino de la investidura que ostenta y esa proyección afecta a su pueblo tomando en cuenta que una autoridad de ese rango, presupone también la representación moral de los gobernados.

En Francia también hay otros sucesos registrados de actos similares. Los ex –presidentes Sarkozy y Miterrand vivieron episodios similares.

En Italia, a tiempo presente, el ex - mandatario Silvio Berlusconi, está impedido de ocupar cualquier puesto público, debido a sus constantes fiestas privadas con jovencitas durante su ejercicio del poder.

Y qué decir de algunos ex - presidentes Norteamericanos que sucumbieron también a los encantos de bellas mujeres y que vivieron momentos de escándalo y vieron tambalear sus administraciones al ser señalados por sus conductas permisivas. Me refiero al Presidente John Kennedy y la famosa Marilyn Monroe y al Presidente Bill Clinton y la becaria Mónica Lewinski quien después del suceso vendió sus memorias y se hizo célebre y millonaria.

También fue noticia escandalosa la aventura que tuvo el Governator Arnold Shwartzeneeger con una de sus camareras y se descubrió que tenía con ella un hijo de seis años el cuál permaneció oculto ese tiempo de la mirada pública.

México también tiene su historial al respecto… en los últimos años se hizo célebre una serie de libros históricos que vale la pena leer en dónde se desmitifican Héroes Nacionales, tanto hombres como mujeres y se ponen al conocimiento público sus amoríos… me refiero a la obra “Arrebatos Carnales” 1, 2 y 3 del autor Francisco Martín Moreno, los cuáles vale la pena explorar… tal vez le tomen gusto a la Historia.

Sin contar con los affaires de nuestro actual gobernante que es por todos conocido, la historia sentimental de algunos mandatarios dio y sigue dando de qué hablar en una sociedad aparentemente conservadora de las apariencias, pero juguetona en asuntos románticos:

Presidente Miguel Alemán y María Félix; Presidente Gustavo Díaz Ordaz y “La Tigresa” Irma Serrano; Presidente José López Portillo y Sasha Montenegro; Presidente Carlos Salinas de Gortari y Adela Noriega. Tremendos escándalos en su tiempo ya que eran casados.

Este tipo de eventos seguirá ocurriendo y ha demostrado que al final de cuentas no pasa nada. Quedan como anécdotas, el pueblo las ventila como chismes, los protagonistas las disfrutan como enanos, y no hay trascendencia, salvo el morbo que despiertan.

Estos hombres sumamente poderosos, no son de otra galaxia, son tan humanos como ustedes y como yo y están expuestos a las tentaciones y sucumben como cualquier mortal.

Como narra en su magnífica obra “ÉTICA PARA AMADOR” el filósofo español Fernando Savater, magnificamos cada acto, gesto y acción de los políticos porque los endiosamos olvidando que provienen del mismo pueblo y la misma cultura a la que pertenecemos y que no pueden sustraerse de lo que es cultural y humano. Por tanto, dejemos que cada quien viva su vida de acuerdo a su propia naturaleza y posibilidades y mejor concentrémonos en vivir la nuestra de la mejor manera posible, ya que quien sabe si después haya escándalo en tu propia colonia, cerquita de tu casa… o en tu propia casa.

Saludos cordiales

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México