El Trabajo y los Trabajólicos

Autor: José Manuel Guzmán Godos
134 consultas

Trabajar consiste en poner al servicio de otros o de uno mismo: el músculo, las habilidades, las competencias, los conocimientos y el talento personal por un salario, por una paga o un honorario.

Pero no sólo eso. Representa también lealtad hacia la institución que nos contrata, trabajo bien hecho y entregado a tiempo, calidad en el servicio al cliente, ética personal, para brindar el servicio sin trampas. Honestidad a toda prueba, puntualidad para llegar a tiempo y a veces sacrificio de quedarse un poco más… etc., etc.

Las exigencias del trabajo son a veces abrumadoras. Se complica mucho más si tenemos un jefe exigente y compañeros de trabajo de trato no cooperativo o poco amable, cubrir largas distancias, a veces de varias horas para llegar al trabajo.

Para muchos padres de familia representa ausentarse de su hogar la mayor parte del día para llevar el pan a su casa y muchos de ellos se sienten ajenos a su núcleo familiar, e incluso culpables, por no poder dedicarle más tiempo a la educación y cuidado de sus hijos o su pareja, en especial cuando a los miembros de la familia les aquejan problemas emocionales o de salud que requieren su presencia en casa y el compromiso del trabajo les impide estar con sus seres amados.

Las exigencias laborales han provocado más de un divorcio, y los celos de los hijos o la pareja, ya que algunas personas también se convierten en “trabajólicos” es decir, viciosos del trabajo y no son capaces de equilibrar el tiempo de calidad que se debe de brindar a la vida personal, laboral y de trabajo.

Aquí aprenderemos a: desarrollar hábitos deseables para trabajar con gusto y eficiencia, valorar el trabajo y aprender cómo ser más productivos y laborar por objetivos, enterarnos de técnicas efectivas para manejar el tiempo y los recursos, adquirir una cultura de prevención y proactividad y mejora continua para aplicar ¡YA!.

Por tanto, y tomando en cuenta que el eje de nuestra vida es el trabajo, necesitamos librarnos de una tendencia que se está haciendo cada vez más grave: Ser trabajólico. También se les conoce como ergómenos o ergomaniacos.

El trabajólico es la antítesis del holgazán; convierte el trabajo, más que en un medio para subsistir, en un vicio para mantenerse ocupado y tal vez aislado de la sociedad y de la vida y lo peor es que ¡no se da cuenta!.

Es cierto que el trabajo es demandante y la economía aprieta, pero hoy más que nunca, conviene re-plantearse hasta que punto vale la pena sacrificar, afectos, vida personal y familiar y salud por logros laborales… aunque como siempre comentamos en este espacio: “LA DECISIÓN ES ENTERAMENTE SUYA”

A continuación, algunas de las características del trabajólico para tenerlas presentes y tratar, en la medida de lo posible, de atenuarlas a favor de la salud física y emocional.

  • Trabajar 12 o más horas al día.
  • Trabajar los fines de semana.
  • Llevar trabajo a casa.
  • Están pendientes todo el tiempo de asuntos de trabajo (incluso en vacaciones)
  • Su plática cotidiana gira en torno al trabajo.
  • Tienen poca o nula vida social.
  • Se mete en más proyectos de los que puede manejar.
  • Se muestra normalmente impaciente, e irritable pasa muchos disgustos al día por motivos laborales.
  • Se malpasa, no tiene horarios fijos para comer… a veces no come.
  • Hace varias cosas a la vez en su afán por hacer más.
  • Suele tomar decisiones precipitadas antes de contar con toda la información disponible.
  • Se encuentra tenso y no disfruta de un sueño reparador.

Aquí se muestran algunas de las más recurrentes señales de los que son trabajólicos. Si te identificas con alguna de ellas, dale remedio disminuyendo la actividad febril y mejor sustitúyela por actividad planeada efectiva. Hay que poner primero la salud, la calidad de vida y a los seres amados. El trabajo siempre estará ahí, los seres amados y la salud hay que procurarlos y disfrutarlos… después si se cae enfermo… quien sabe.

Saludos cordiales

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México