¿Quién es el que anda ahí...?

Autor: José Manuel Guzmán Godos
133 consultas

Es CRI CRI es CRI CRI... ¿Y quién es ese señor?... El Grillo Cantor...

Así comenzaba su programa en la estación radial XEW, con canciones para niños, el espléndido compositor mexicano Francisco Gabilondo Soler, nacido el 6 de octubre de 1907, en Orizaba Veracruz.

Autodidacto, dueño de una imaginación desbordante, observador y amante de la Naturaleza, Gabilondo pasa una niñez de aprietos económicos, separación de sus padres y el amor generoso de su abuela. El futuro compositor de los niños pasa largas horas leyendo, pensando e imaginando, gustoso de la música, se las ingenia para aprender a tocar el piano, la flauta y el violín.

Su base musical le hace crear y acompañar historias enfocadas a dar vida a personajes inéditos que se recrean en su pródiga imaginación, y comienza a escribir “cuentos musicalizados”, que hacían felices a sus pequeños escuchas y también, aunque con ciertas reservas, a los adultos que se daban permiso de escucharlo.

Gabilondo Soler debió cambiarse de Orizaba a la Cd. de México y para ganarse la vida, fue linotipista, músico en bares e incluso torero.

En el tiempo en que pensó en presentar su música en radiodifusoras, nadie creía en su proyecto… la gente era gustosa de las canciones románticas de Agustín Lara, Emilio Tuero, Pedro Vargas o Toña la negra… la música infantil no tenía cabida en la radio… hacer un casting para presentar “EL CHORRITO” ante un representante musical de verdaderos figurones de la época, significó sin duda, una experiencia muy embarazosa para Gabilondo.

Sin embargo, no contaba la XEW, con que su música letra y sensible interpretación impactara de manera definitiva al público infantil y a sus padres, quienes se volcaron en peticiones por medio de cartas para felicitar al grillito cantor y solicitar más tiempo de programa y por ende más canciones del autor.

La obra de CRI CRI abarca 218 canciones, más de 300 personajes que sirvieron de inspiración para hacer caricaturas, películas y obras de teatro. De acuerdo a los registros de la Asociación de Autores y Compositores, de la cual Gabilondo Soler es miembro fundador, las ventas de los discos de CRI CRI ascienden a más de ¡diez millones!

Sus canciones estaban llenas de imaginación y fantasía con personajes sencillos, diálogos ingeniosos, reflexiones interesantes y resolución de problemas cotidianos, pero sacados de mundos fabulosos que se creaban en la mente de Gabilondo. Le daba vida y personalidad a cosas que podía sentir y dialogar como: La muñeca fea, Los cochinitos, El comal y la olla, o El ché araña.

Duró su programa en vivo en la XEW 27 años! Todo un récord cantándole a tres generaciones y proyectando su música hasta mediados de los 70´s en dónde otros ritmos y otras tendencias sociales de pensamiento fueron relegando a CRI CRI a ser menos conocido por las nuevas generaciones.

Una decepción amorosa, lleva a Gabilondo a retraerse de la vida social y a aparecer en público sólo lo necesario y a refugiarse en su otra pasión… La Astronomía.

De alma muy sensible Gabilondo sufre una segunda gran decepción al constatar que la inocencia de los niños se perdía muy temprano y se marcaba una tendencia más agresiva y belicosa entre ellos al abordar juegos violentos o de guerrita, producto de la venta más decidida de pistolas, rifles, cañones como resultado de la Segunda Guerra Mundial.

Gabilondo tenía un alma muy sensible y tal vez una personalidad muy ingenua, ya que le hacían mella las cuestiones de conflicto y violencia y soñaba con un mundo pacífico y fantasioso como sus canciones. El amor y la ternura de su abuela, su mundo en provincia y en contacto con la naturaleza, y su temprano contacto con la música, le permitieron desarrollar esa creativa personalidad que dio por resultado, una obra tan única y que ahora desde éstas líneas le sugerimos a las nuevas generaciones que re-tomen ese asomarse a la fantasía y la imaginación con un toque de ternura, que tanto hacen falta en estos tiempos tan convulsionados que nos tocó vivir.

Compren la obra de cri cri o accesen a ella vía you tube… pasarán por gratos recuerdos si oyeron estas canciones en niñez y sin duda sus hijos las disfrutarán también.

Para terminar, una brevísima descripción de las 15 más populares canciones de CRI CRI para recordar o empezar a familiarizarse con ellas según el caso:

  • CAMINITO DE LA ESCUELA. Una canción descriptiva que invita a los alumnos, en este caso animales, a vivir el valor del estudio y el aprendizaje.
  • LA PATITA. Crítica social que señala la carestía, la problemática de las amas de casa para estirar el dinero y alimentar a su familia, y la negligencia del esposo para tomar decisiones firmes y trabajar más productivamente para mejorar su calidad de vida.
  • EL CHORRITO. Habla de lo que nos pasa cuando hace mucho calor y la sensación de incomodidad cuando alguien se moja y anda muy propiamente vestido.
  • EL ROPERO. Habla de la nostalgia y los recuerdos que atesora una abuela en su ropero y todas las emociones que conlleva y que de pronto un nieto quiera saber qué hay ahí.
  • DÍ POR QUÉ. Las interrogantes que se hace el nieto ante las conductas de la abuela y los cambios emocionales y físicos qué esta sufre y que él no comprende.
  • NEGRITO SANDÍA. La historia de un negrito maleducado y grosero y los problemas para corregirlo.
  • LOS CABALLITOS. La libertad, el retozo y la problemática de correr y sus consecuencias.
  • CHE ARAÑA. Una araña argentina que baila tango.
  • LA MUÑECA FEA. Una muñeca con baja autoestima que es animada por sus amigos que se encuentran en el cuarto de los trebejos en dónde el ratón, el plumero y el sacudidor entre otros le dan ánimos para recuperarse emocionalmente.
  • EL RATÓN VAQUERO. La historia de un ratón peleonero que cae en la cárcel y no se encuentra conforme y lucha a balazos por su libertad.
  • EL REY BOMBÓN I. Sensacional cuento cantado que habla de la paradoja de vivir en lo más dulce de la vida y no tener amor a pesar del poder.
  • EL CHIVO CICLISTA. Simpática historia de un chivo que no atina, por una causa u otra a dominar la bicicleta.
  • LA CANCIÓN DE LAS BRUJAS. Describe los ruidos que provocan espanto en una casa que está invadida por brujas.
  • EL BAILE DE LOS MUÑECOS. La fiesta que arman los muñecos en la madrugada cuando los dueños etán dormidos y el disgusto que causan en otros compañeros muñecos.
  • EL COMAL Y LA OLLA. Simpática pelea entre estos dos implementos de cocina, que nos hacen recordar a las parejas de enamorados que se pelean.

Con la inmensa alegría de haber recordado canciones de niñez y con la firme convicción de que no dejaremos morir este legado magnífico de Gabilondo Soler para que sea recordado y disfrutado por muchas generaciones más.

Muere Gabilondo Soler en 1990, pero su bella música e historia forma parte de la educación musical de este país.

Saludos Cordiales

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México