Por Si Quieres Aprender un Nuevo Idioma

Autor: José Manuel Guzmán Godos
117 consultas

>

Para aprender un nuevo idioma y por las razones que quieras, necesitas una metodología y una estrategia para tener éxito en tu cometido. ¿Sabes que el 70% de las personas que se inscriben en cursos de idiomas los abandonan al poco tiempo de iniciados y que tan sólo el 10% de los que inician terminan y lo dominan?

¿Cuáles son las razones de este gran desperdicio de tiempo, talento y recurso?

El hecho de no contar con un método de estudios y una estrategia de ÉXITO.

No voy a tratar aquí todas las implicaciones que conllevan  la frustración y el tedio que representa el no poder aprender y dominar un idioma extranjero, sólo te comento que históricamente somos un país bilingüe por naturaleza; como es de tu conocimiento, un gran porcentaje de mexicanos dominan sus propios dialectos: purépecha, náhuatl, maya, zapoteco, mixteco, tzeltal, totzil, etc., y por cierto, una mujer que habitó lo que hoy es territorio nacional, (léase Tabasco, Yucatán, Puebla, México Tenochtitlán y Morelos, entre otros lugares) fue MALINALLI TENÉPATL, mejor conocida como "LA MALINCHE o DOÑA MARINA”,  quien llegó a dominar el náhuatl, el maya y el español.

Te compartiré algunas estrategias las cuales seguramente te ayudarán para que tu aprendizaje sea más eficiente y asegurarte que realmente sientas que vas por buen camino para lograr tu meta.

Tener un objetivo definido. ¿Para qué necesitas aprender ese idioma? ¿Cómo lo usarás cuando lo aprendas? ¿Será algo útil en tu vida? ¿Valdrá la pena el esfuerzo?

Los idiomas entran por los oídos. Sin embargo, esa es sólo una de las habilidades a desarrollar, las otras son: ESCRIBIR, HABLAR, LEER Y TRADUCIR.

Al inicio, algunos sonidos del nuevo idioma te parecerán extraños o aún cómicos, pero es necesario repetirlos tanto mental como vocalmente hasta que sientas que son lo más parecido a lo que escuchas.

Si asistes a algún curso académico o tomas clases particulares, es importante no faltar a tus días de entrenamiento. Muchos estudiantes tienen la idea de que, aunque no asistan, aprenderán. Esto no es así. Recuerden lo que decían los griegos: "Dime y olvidaré; muéstrame y recordaré; hazme participar y aprenderé”. El elemento importante es la constancia y la participación intensa.

La pregunta importante no es "¿Por qué es así? sino: ¿Cómo uso lo que estoy aprendiendo?

Hay que memorizar todo el vocabulario y frases a los que estemos expuestos y practicarlas en cada ocasión que sea propicia.

Apréndete canciones en el idioma que estés estudiando. Es altamente motivante.

Siempre repasa tu clase vista y revisa que verás la siguiente vez.

Sé cumplido con tus tareas: traducciones, ejercicios, presentaciones orales, lecturas, etc.

Sé ambicioso. No te conformes tan solo con tu texto o el material de tu clase. Ve películas, asiste a conferencias en el idioma que estudias, consíguete amigos cuyos habitantes hablen ese idioma y chatea con ellos. Consulta a menudo tu diccionario y cómprate un libro de turismo con frases prácticas del idioma que estás estudiando.

Toma tu aprendizaje como una gran aventura divertida, no como una tortura académica o de trabajo.

La timidez para expresar tus nuevas habilidades en el idioma que estudias no sirve para nada... recuerda a los niños cuando están aprendiendo: se equivocan mucho, pronuncian mal, pero no les importa, insisten cuanto sea posible y se dan a entender.

Lo importante no es que hables un nuevo idioma a la perfección siempre; lo importante es que entiendas y te des a entender.

Hazte consciente que para adquirir la lengua materna, un niño tarda unos cuatro años... un buen estudiante tarda dos años para ser competente en el nuevo idioma.

Aprende la historia y las costumbres del País cuyo idioma estás tratando de aprender: a muchos de mis alumnos del idioma inglés se les hace increíble que Los Norteamericanos no coman tortilla, chile, salsa, pan dulce, chicharrón, tamales, sopes, tostadas, tacos etc. Cada país es único y tienen una cultura en particular... hay que aprender eso. Lo que aquí funciona social, religiosa o políticamente, no funciona igual en otras sociedades. Así que hay que estar alerta para que cuando tengamos que hablar con extranjeros, sepamos a que nos enfrentamos.

Al inicio de tus estudios de idiomas extranjeros no es tan necesario aprender tanta gramática.

Lo verdaderamente útil es entender y hacerte entender. Tú hablas español y te la has pasado perfectamente bien en tu comunicación sin que sepas que es una sinécdoque, un litote o una cacofonía. (Esto es gramática en español... ¿me lo explicas?

Hay más recomendaciones. Las compartiremos posteriormente en obvio de espacio. Por lo pronto, me ha dado gusto caminar contigo de este lapso deleitoso de aprender un nuevo idioma. Por cierto, el idioma para los negocios como segunda lengua, sigue siendo el INGLÉS, sin embargo, muy pronto será desplazado por el CHINO... si no, al tiempo.

Yo ya estoy aprendiendo... ¿y tú?   (zài jiàn...significa adiós en chino )

Saludos cordiales.

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México