Ordenes y Contra - Ordenes

Autor: José Manuel Guzmán Godos
163 consultas

Sin duda que manejar una PYME ES TODO UN RETO. El empresario debe estar pendiente de un sin número de detalles y si por descuido pasa por alto alguno, puede ser que repercuta en la productividad, en el clima laboral o en las utilidades o que entorpezca los procesos y provoque disgusto y confusión entre los colaboradores.

Toda empresa debe tener un organigrama... es decir, un cuadro ilustrativo impreso donde todo el personal sepa cuáles son los puestos oficiales que desempeña cada colaborador, cuales son las jerarquías y debe saber a quién le reporta.

El colaborador debe saber CON EXACTITUD, cuáles son sus responsabilidades, como se llama el nombre del puesto que desempeña... saber que puede aprender y desarrollarse en otras áreas de actividad de la empresa y debe también decírsele que atribuciones no se debe de tomar para que no haya malos entendidos. En términos generales, respetar las jerarquías, no meterse en acciones que no le competen o que no le asignen... pero estar pendiente y reportar si nota que algo no está bien hecho o falta por hacer... ahí es donde la comunicación asertiva es TAN VALIOSA.

Una empresa en donde todos son "MILUSOS" es una empresa que le coquetea al CAOS y la MEDIOCRIDAD ya que nadie sabe a ciencia cierta que le corresponde hacer... los colaboradores se sienten desmotivados y los líderes se desconciertan ante la confusión de su equipo de trabajo.

Un detalle que se pasa por alto también es el no contar con un reglamento interno tanto de conducta, como de procedimientos... LA EMPRESA que se forma en el día a día, también hay que reconocerlo, no puede con tanto... pero tengan por seguro que tarde que temprano... hará crisis.

Estamos en una dinámica en donde ser MULTIFUNCIONAL es altamente apreciado y útil, pero debe de aplicarse con ORDEN.

Por otra parte, y sobre todo en EMPRESAS FAMILIARES el asunto se complica, ya que en el afán de LA GANANCIA ECONÓMICA o LA VISIÓN PARTICULAR DE LOS INTERESADOS, se aplica un criterio personal y no de equipo o de empresa.

La solución es que si su empresa se encuentra en una situación parecida, los líderes tomen cartas en el asunto, delimiten las jerarquías, y los colaboradores sepan QUIEN les da la directriz y a quien deben reportar.

Es imprescindible también que se corten de tajo las ORDENES Y CONTRA -ORDENES. Es vital que los líderes se pongan de acuerdo en privado y sea uno sólo el RESPONSABLE DE TRANSMITIR LOS ACUERDOS O LAS INDICACIONES que favorezcan el buen desempeño de la empresa.

Lleva tiempo y esfuerzo, pero vale la pena. Aplicar estos procedimientos, repercutirá en mejor clima laboral, productividad y utilidades mayores al contarse con un equipo que SABE QUE HACER y no le hace al ADIVINO.

SALUDOS CORDIALES

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México