¡Viva la diferencia!

Autor: José Manuel Guzmán Godos
176 consultas

BRUNO BORZELLO, Cineasta del Fondo Social Italiano, difundió recientemente un film corto en el cual de manera simpática pone de manifiesto las diferencias básicas de género que mencionaré a continuación para que los que somos necios y busquemos pareja, sepamos que esperar en el día a día.

Estos son algunos aspectos de esas diferencias que se manifiestan cuando las parejas viven juntas.

Llegar a casa después del trabajo, ella piensa en las labores pendientes de casa, la ropa, la comida, los hijos; él, la TV, su sillón o rincón favorito, bebida, comida, noticias y fútbol.

Hablar, las hijas de Eva, usan un aproximado de 6000 palabras al día para comunicarse; los hijos de Adán, usan sólo la mitad.

Ver películas románticas, las féminas lo viven intensamente y casi siempre lloran; los masculinos se aburren y se duermen.

Cuando viajan por negocios, La ejecutiva queda ligada mentalmente a su casa; El ejecutivo abre su mente a la aventura.

Cuando se ponen a dieta, la mujer es campeona en romper tooooodas las dietas; el hombre casi nunca hace dieta y cuando hace, tiende a ser más disciplinado.

Salir de vacaciones, la viajera carga con todo lo que cree que va a necesitar; el viajero, una maletita con lo práctico y a veces ni eso... " allá compro lo que necesite ". Hablar en reuniones, la dama se convierte en un "arroyo rumoroso y caudaloso"; el caballero se convierte en el " mar muerto ".

Usar una bolsa de mano, las chicas se las arreglan para meter ahí lo impensable; el chico sólo lo que trae en los bolsillos.

Para el romance, las curveaditas le dan muchas vueltas al asunto y fantasean; los bigotones, " a lo que te truje chencha ".

Soñar con la pareja ideal, la consorte piensa en un galán trabajador, sin vicios, fiel (ajá) romántico, detallista, que le brinde seguridad y la llene de atenciones; el futuro marido piensa en una mujer muy de su casa, que sea muy sensual, obediente (ajá) y que nunca cambie.

Con eso tenemos que lidiar porque así somos y sólo cambiaremos si lo deseamos y nos conviene.

Finalmente mi aportación para cooperar en tender un puente de comunicación y colaborar con la verdadera equidad de géneros, les comparto un escrito del extraordinario escritor y psicólogo argentino JORGE BUCAY y que dice:

Yo soy yo y tú eres tú, yo no estoy en este mundo para llenar tus expectativas sé que tú no estás en este mundo para llenar las mías porque... yo soy yo y tú eres tú y cuando tú y yo nos encontramos... ¡ ES HERMOSO !

Lo mejor de mí que puedo darte, es lo que quiero darte lo mejor de tí que quieres darme, es lo que quieras darme no quiero lo más... quiero lo mejor.

Cuando tú y yo nos encontremos, seremos dos mundos que se encuentran seremos dos UNIVERSOS en contacto tú eres un UNIVERSO con centro en ti yo soy un UNIVERSO con centro en mí.

A VIVIR LA EQUIDAD DE GÉNEROS... ¡¡¡ PERO DE A DEVERAS !!!

SALUDOS CORDIALES

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México